Taxonomía de Bloom | Importancia y objetivos principales



La teoría de la taxonomía de bloom es bastante conocida en el sector educativo, y también es muy aplicada para evaluar el nivel cognitivo obtenido durante una asignatura. Esta teoría es ideal para evaluar a los más jóvenes y así estimular sus habilidades.

Hoy en día el mundo requiere personas que sean capaces de crear nuevas ideas, que sepan buscar soluciones y analizar los distintos aspectos de la vida.

El mundo se mantiene en un constante cambio, por lo tanto, es necesario que existan personas con alta capacidad intelectual. Para poder cubrir esta necesidad, el sistema educativo de cada lugar del mundo debe enfocarse en desarrollar esas competencias en los niños y jóvenes. En ocasiones, los docentes se preocupan más en lo que los niños pueden aprenderse de memoria sobre un tema específico y no se centran en lo que puede pensar de este. De esta manera, no están inclinándose hacia la parte analítica sino a la de memorización.

La taxonomía de bloom puede ser aplicada a través de diferentes metodologías, sin embargo, todas estas van más allá de la comprensión o la memorización de un tema en general. La taxonomía de bloom se caracteriza por ser una técnica que busca desarrollar nuevas habilidades que permitan usar el conocimiento adquirido sobre un tema para convertirlo en una solución o en una idea que puede ser explotada.

La ciencia confirma que el cerebro de un niño es capaz de realizar procesos cognitivos analíticos, por tanto, la taxonomía de bloom tiene como objetivo poner en práctica estas habilidades. Por ejemplo, interpretar situaciones, hacer comparaciones, deducir o argumentar y lo más importante generar nuevas ideas.

taxonomia-de-bloom

 

¿En qué consiste la taxonomía de bloom y para qué sirve?

Esta teoría afirma que los altos niveles de aprendizaje dependen de que se hayan obtenido las habilidades de los niveles inferiores de forma exitosa. De la misma manera, trata de mostrar una visión general de lo que debería ser un proceso educativo. A su vez, promueve una mejor forma de educación.

La taxonomía de bloom consta de 3 modelos jerárquicos que se utilizan para clasificar el aprendizaje en varios niveles de complejidad. A partir de estos 3 ámbitos surgió la primera tabla de la taxonomía de bloom y se clasificó el ámbito cognitivo de la siguiente manera:

  • Conocimiento
  • Comprensión
  • Aplicación
  • Análisis
  • Síntesis
  • Evaluación

Siendo el conocimiento el nivel de complejidad más bajo y la evaluación el más alto.

 

¿Cómo surgió la taxonomía de bloom?

La taxonomía de bloom surge en el año 1956, cuando un grupo de pedagogos, incluyendo a Benjamín Bloom, dio a conocer un trabajo que llamaron »Taxonomía de objetivos educacionales».

En este trabajo se establece una serie de conocimientos en orden jerárquico, los cuales debían ser aprendidos por los alumnos en sus distintas asignaturas. La taxonomía de bloom consta de 6 niveles, uno más complejo que el otro. Por lo tanto, es necesario alcanzar un nivel para continuar con el siguiente.

Con el pasar de los años la taxonomía de bloom ha sido revisada y en el año 2001 surgió una nueva versión. Esta versión fue revisada por alumnos de Benjamín Bloom y fue mejorada según la época actual. Los alumnos Lorin Anderson y David Krathwohl sustituyeron los sustantivos de la taxonomía de bloom por verbos. Los cambios que los alumnos le hicieron a la taxonomía de Bloom fueron:

  • Sustituir los sustantivos por verbos, es decir, la taxonomía de bloom revisada quedó de esta manera: recordar, comprender, aplicar, analizar, evaluar y crear.
  • Otro cambio fue cambiar la denominación “conocimiento” por “recordar”. Seguido a esto se amplió el nivel de síntesis y se relaciona con la creación para generar un concepto más amplio y general.
  • Además, se cambió el orden de los últimos niveles, quedando “creación” como el nivel más alto, por encima de “evaluación”.

 

¿Para qué es útil la taxonomía de bloom?

La taxonomía de bloom tiene muchos beneficios a nivel intelectual, sin embargo, una de sus más grandes utilidades es aprender a redactar objetivos de aprendizaje.

Los docentes deben apoyarse en los verbos de la taxonomía de bloom para poder redactarlos. Estos objetivos de aprendizaje son afirmaciones que expresan lo que el alumno debe demostrar justo al terminar una asignatura. Cabe destacar que, las afirmaciones deben poder ser observadas y evaluadas.

¿Qué es la taxonomía cognitiva?

El ámbito cognitivo es el aspecto que Benjamín Bloom le puso más énfasis, ya que la taxonomía de bloom se centra en ello. A través de la taxonomía de bloom se busca aumentar la competencia del alumno, de manera que el estudiante logre los 6 objetivos cognitivos.

 

Modelos jerárquicos de la taxonomía de bloom

Las 3 dimensiones propuestas por Benjamín Bloom para emplear en el alumnado fueron: dimensión afectiva, dimensión psicomotora y dimensión cognitiva. Siendo esta última el mayor enfoque de la taxonomía de bloom.

Dimensión afectiva

Se refiere a la manera de reaccionar emocionalmente ante alguna situación. Es la habilidad que tiene una persona de sentir la felicidad o tristeza de otro ser. Esto indica altos niveles de conciencia, emoción y sentimientos. El dominio afectivo se clasifica en 5 niveles:

  • La recepción: en este caso el alumno presta atención muy pasivamente. Este nivel es uno de los más bajos, sin embargo, no existiría aprendizaje sin él.
  • La respuesta: el alumno reacciona ante los estímulos que se realizan durante el aprendizaje. Es partícipe en las actividades.
  • La valoración: esto ocurre cuando el alumno le da valor a algún objeto o información durante el aprendizaje.
  • La organización: en este punto el alumno organiza las ideas y conocimientos que ha aprendido.
  • La caracterización: sucede cuando el alumno tiene una característica en particular que influye en su comportamiento durante el aprendizaje. Cabe destacar que, para que un alumno pueda aprender debe estar motivado.

Dimensión psicomotora

Se conoce como la habilidad para manipular un objeto con las manos. Esta dimensión se clasifica en 6 niveles: la percepción, la disposición, el mecanismo, la respuesta compleja, la adaptación y la creación.

Dimensión cognitiva

La dimensión cognitiva es una habilidad que tiene el alumno para pensar acerca de los objetos de estudio. Esta tiene como objetivo el conocimiento y la comprensión que se puede adquirir de un tema. Benjamín bloom y su equipo hicieron una clasificación de seis niveles en la dimensión cognitiva: conocer, comprender, aplicar, analizar, síntesis y evaluar.

 

¿Cuáles son los 6 objetivos de la taxonomía de bloom?

Es importante aplicar cada uno de estos seis niveles de la taxonomía de bloom desde temprana edad con la finalidad de obtener un alto nivel cognitivo.

Conocimiento

Esta es una de las capacidades más básicas y sencillas, además es de fácil procesamiento. El conocimiento es aquella capacidad de recordar un tema adquirido en su formato original de forma rápida. No requiere de cambios en la información, ya que se necesitaría de un proceso más complejo. Por ejemplo: recordar métodos, datos, teorías, términos técnicos, etc.

Comprensión

La comprensión no es más que entender lo que se ha logrado aprender. De esta manera podemos transformar dicha información adquirida en algo que podamos interpretar. Por ejemplo: parafrasear, es decir, comprender afirmaciones no literarias como metáforas.

Aplicación

En este punto el alumno debe ser capaz de emplear la información adquirida. Además de captar y comprender, debemos saber utilizar de manera práctica la información cuando sea necesario. Por ejemplo: resolver problemas aplicando el conocimiento adquirido.

Análisis

Este paso tiene un nivel más alto de complejidad. Analizar significa tomar la información obtenida y comprender que podría ser utilizada en un momento determinado y el por qué es útil hacerlo. Por ejemplo: analizar un problema implica descomponer sus partes y encontrar las relaciones entre ellas para lograr una solución.

Síntesis

Realizar una síntesis no es más que utilizar la información adquirida para crear algo distinto a lo que se aprendió. Por lo tanto, este paso requiere trabajar en base a la información que se obtuvo, pero agregando nuevos elementos para obtener una nueva idea.

Evaluación

En este punto el alumno debe ser capaz de emitir juicios. Se requiere de un nivel mental avanzado para evaluar un tema en específico en base a un criterio u opinión propia.

 

Taxonomía de bloom en la actualidad

La taxonomía de bloom se volvió una herramienta fundamental para lograr estructurar y organizar el proceso de aprendizaje.

La nueva actualización de la taxonomía revisada de Bloom fue adaptada a los comportamientos y aprendizajes que van surgiendo a medida que la tecnología avanza.

La taxonomía de bloom y la taxonomía revisada de bloom atiende las prácticas habituales del aula, sin embargo, no atiende las que se relacionan con la nueva tecnología. Es decir, las antiguas taxonomías de bloom están basadas en el dominio cognitivo. Sin embargo, no se aplican en las actividades que son llevadas a cabo en el aula. Por lo tanto, se le han hecho adiciones para crear una nueva taxonomía de bloom para la era digital.

Adiciones digitales en las categorías

La taxonomía para entornos digitales no se enfoca directamente en las herramientas ni en las tecnologías de información y comunicación. Al contrario, tiene el enfoque en el uso de ellas para poder recordar, comprender, aplicar, analizar, evaluar y crear de la mejor forma posible de acuerdo con los nuevos tiempos. Por lo tanto, a la taxonomía revisada de bloom se le hizo adiciones que mejoran la versión de esta:

Adición a la categoría “recordar”

Debido a la gran cantidad de información que los alumnos reciben, resulta poco práctico tener que memorizar todo. Por lo tanto, es importante tener herramientas con fácil acceso donde se pueda obtener el material informativo. Entre las adiciones digitales tenemos:

  • Las viñetas: hacer listas en formato digital.
  • Marcar favoritos: marcar o guardar sitios en la web para utilizarlo más tarde.
  • Resaltar: esta es una técnica que ayuda mucho a memorizar y puedes hacerlo en diferentes programas, por ejemplo, Microsoft office.
  • Redes sociales: pueden ser una herramienta muy útil para realizar trabajos en la red.
  • Googlear: es un elemento fundamental para la investigación.

Adiciones para la categoría “Comprender”

Algunas de las adiciones digitales para la categoría “comprender” son:

  • Búsqueda avanzada: los alumnos deben comprender a profundidad un tema para lograr crear.
  • Periodismo en formato de blog: en este caso el alumno escribe o digitaliza un diario, por ejemplo: una tarea. Esto demuestra comprensión sobre el tema que se trata.
  • Comentar y anotar: el alumno debe comprender para poder realizar comentarios o anotaciones sobre un tema.

Adiciones a la categoría “aplicar”

Algunas de las adiciones digitales a esta categoría son:

  • Correr y operar: se conoce como la acción de iniciar un programa, por ejemplo, hardware y otras aplicaciones.
  • Cargar y compartir: compartir contenido en sitios web.
  • Editar: modificar archivos o elementos.

Adiciones a la categoría “analizar”

Las adiciones más destacadas en la categoría analizar son:

  • Recombinar: mezclas de varias fuentes de datos en una sola fuente.
  • Enlazar: realizar enlaces hacia sitios externos en páginas web.
  • Cracking: significa entender y manejar una aplicación en su totalidad.

Adiciones a la categoría “evaluar”

Algunas de las adiciones realizadas a esta categoría son:

  • Blog/vlog: utilizar estos medios y dejar comentarios implica reflexionar sobre el tema, entender y responder a este.
  • Publicar: hacer comentarios, participar en discusiones.
  • Colaborar y trabajar en la red: permite la comunicación mediante las redes de trabajo.

Adiciones a la categoría “crear”

Algunas de las adiciones realizadas a la categoría “crear” son:

  • Programar: crear aplicaciones, desarrollar juegos, entre otros. De esta manera los alumnos crean sus propios programas con la finalidad de cumplir sus metas.
  • Filmar: emitir vídeos y audios son una herramienta multimedia muy útil para los estudiantes. Con la ayuda de esta pueden generar contenido único.
  • Dirigir y producir: representar cualquier producto o proceso creativo. Esta actividad requiere de visión, comprensión y coherencia.

 

Importancia de la taxonomía de bloom

La taxonomía de bloom es de vital importancia dentro del sector educativo, ya que es una forma de enseñanza estratégica. Otro factor importante es que la taxonomía de bloom es útil para estructurar y comprender los procesos de aprendizaje que pertenecen al ámbito cognitivo.

A través de la taxonomía de bloom los docentes implementan actividades que van desde los niveles más bajos hasta los más altos con la finalidad de que los alumnos logren los objetivos educacionales establecidos. Por lo tanto, la taxonomía se ha vuelto una herramienta muy popular dentro de la educación.

El objetivo de la taxonomía de bloom es ayudar a los estudiantes a aumentar su nivel intelectual adquiriendo habilidades y conocimientos que los proyecten a futuro.

 

 



También te puede interesar

El Ecosistema

Ecosistema

Rate this post Para orientar una conceptualización clara de lo que representa el ecosistema en el planeta tierra, es indispensable…

Deja un comentario