Los 5 alimentos enemigos de la salud del cerebro



La buena salud del cerebro depende de muchos factores. Los más importantes son el «trote cerebral» y la oxigenación. Pero los alimentos que consumimos diariamente también juegan un papel crucial. Estos suministran a nuestro cerebro sustancias que tienen una influencia positiva en las funciones de nuestro cerebro o hacen lo contrario.

Más a menudo de lo que nos gustaría, nuestro estado mental, capacidad de aprendizaje o memoria se ven afectados por el consumo de ciertos alimentos. Estos son productos que contienen ingredientes que afectan negativamente al sistema nervioso y especialmente al cerebro. Por lo tanto, debemos prestar mucha atención a cómo nos alimentamos.

Una dieta saludable se basa en productos naturales y está dirigida principalmente a mantener el equilibrio. Nunca es bueno comer en exceso. En particular, no debemos recurrir a alimentos que contengan grandes cantidades de azúcar, sal o grasa. No debemos permitir que productos muy procesados ​​sean parte de nuestra dieta. En la mayoría de los alimentos procesados ​​encontramos los mismos ingredientes poco saludables, pero no les prestamos atención. Solo nos llaman la atención cuando miramos más de cerca la lista de ingredientes, aunque a veces sus nombres no nos dicen nada.

«Nuestra vida no está en manos de los dioses, sino en manos de nuestros cocineros».

Lin Yutang

En el resto de este artículo, te mostraremos qué cinco de estos alimentos e ingredientes debes evitar para garantizar una buena salud cerebral.

1. Gluten

El gluten es una mezcla de proteínas que se encuentran en varios tipos de granos. Incluso si las mezclas se componen de manera diferente, se les da este término colectivo, ya que tienen mucho en común. Es abundante en trigo y cereales similares al trigo, en cebada, centeno y alimentos similares.

Estas proteínas se unen al intestino delgado y causan trastornos metabólicos, digestivos e inmunes. El gluten también es uno de los enemigos de la salud del cerebro porque interfiere con la función del sistema nervioso. Algunas personas son particularmente sensibles al gluten. Otros, sin embargo, no tanto, aunque básicamente contaminan el intestino.

2. Edulcorantes artificiales

Los edulcorantes son sustancias que se usan como sustitutos del azúcar en los alimentos . Hay algunos edulcorantes naturales, pero los que más comemos son edulcorantes artificiales. Se sabe que afectan negativamente la salud del cerebro. Debido a esto, muchos dicen que son «dañinos para el cerebro».

Se ha encontrado que el aspartamo y la sacarina, dos edulcorantes artificiales, están asociados con ciertos trastornos del sistema nervioso , como depresión, ansiedad, migraña recurrente y trastornos del habla. Estas sustancias se encuentran en muchos productos procesados. Especialmente en alimentos que son «ligeros» o «reducidos en azúcar».

3. Glutamato monosódico

Casi todos los alimentos envasados ​​o conservados contienen este ingrediente. Es una sal altamente concentrada. Se utiliza para conservar los alimentos y darles más sabor y olor. Se ha demostrado que el consumo de glutamato monosódico estimula la producción de dopamina en el cerebro.

La dopamina crea una sensación momentánea de bienestar. Sin embargo, el glutamato monosódico también contiene una alta proporción de las llamadas excitotoxinas. Hay evidencia de que afecta negativamente la salud del cerebro. El glutamato monosódico se ha implicado en enfermedades graves como la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia, así como la fatiga crónica.

4. Azúcar refinado

Además de la sal y la harina refinada, el azúcar es uno de los «tres venenos blancos». Actualmente es uno de los ingredientes más utilizados en diferentes tipos de alimentos. Aquellos que consumen azúcar refinada durante un largo período ponen en peligro su salud cerebral.

El azúcar refinada restringe la función de una proteína llamada BDNF. Cumple funciones importantes dentro del sistema nervioso, como fortalecer la memoria y mantener la conexión entre las neuronas. Se ha demostrado que la condición de las personas con esquizofrenia o depresión empeora cuando regularmente consumen azúcar.

5. Flúor

Se agrega flúor o flúor al agua potable, principalmente para asegurar un suministro adecuado de la población con este elemento. Aunque no se prueba, todavía está contenido en el agua que proviene del grifo. La fluoración del agua potable sigue siendo seriamente cuestionada. Organizaciones como UNICEF se han opuesto firmemente al fluoruro en el agua.

Se cree que un exceso de suministro de flúor podría estar asociado con un menor rendimiento intelectual y cambios en algunas funciones cognitivas. La Red de Acción del Fluoruro (FAN) presentó 34 estudios que parecen confirmar eso.

Para garantizar una buena salud cerebral, es mejor comer alimentos frescos. Los mayores enemigos del sistema nervioso son los alimentos envasados ​​y procesados. No solo tienen un bajo valor nutricional, sino que también nos enferman. Por lo tanto, deberíamos evitarlos mejor.



También te puede interesar

El Ecosistema

Ecosistema

Rate this post Para orientar una conceptualización clara de lo que representa el ecosistema en el planeta tierra, es indispensable…

Deja un comentario